Exit

“EL PEOR ENGAÑO NO ES QUIEN ENGAÑA A LOS DEMÁS, SINO AQUEL QUE SE “ENGAÑA” A SÍ MISMO.”

¿Ya te has fijado en el perfil de un engañador? Piensa que lo sabe todo, tiene mucha arrogancia… mucha palabrería; está seguro de que consigue convencer a todos, y lo peor de todo, cuando convence, engaña a mucha gente.

Ahora, invierte los papeles… imagina que la mayor víctima de este engañador no es, nada más y nada menos, que él mismo. Sí, ¡él mismo! ¿O no lo crees posible? Por desgracia, lo que no falta en este mundo son las personas que se están “engañando” a sí mismas, pero ¿cómo?

Sencillo, se convencen de que pueden todo, de que no necesitan de Dios o que Él ni existe, de que son invencibles… hasta el momento en que descubren que todo era “puro engaño”.

“Sed hacedores de la palabra y no solamente oidores que se engañan a sí mismos.”

(Santiago 1:22)

¡Te veo en la Universal o en las Nubes!
¡Dios está contigo, y nosotros también!

Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top