Exit

POCAS SON LAS PERSONAS PARA QUIENES EL MIEDO NO ES UN IMPEDIMENTO DE NADA.

De hecho, esta minoría lo utiliza como un impulsor para la victoria, sin embargo, para la gran mayoría, es esto lo que pasa: el miedo ha hecho que queden paralizadas!
Prisioneras, rehenes del miedo.

¿Pero que tipo de miedo? El miedo de decidir, el miedo de reaccionar, el miedo de hacer lo que debe ser hecho, el miedo de asumir los errores… y es justamente esto lo que hace que la persona quede paralizada, con la vida estancada, dividida entre el “voy o no voy”, “hago o no hago”, “creo o no creo”.

Pero, el gran problema es que quien se rinde al miedo, acaba siendo excluido, pues el miedo hacer que uno se excluya, en vez de incluirse en el Plan de Dios.

“Pero Jesús, oyendo lo que se hablaba, dijo* al oficial de la sinagoga: No temas, cree solamente.”

Marcos 5:36

¡Te veo en la Universal o en las Nubes!
¡Dios está contigo, y nosotros también!

Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top