Exit

QUIEN NO TOCAR EN LO SAGRADO, QUEDA CONSAGRADO Y EL MAL NO LE PUEDE TOCAR…¡ES TAN SENCILLO COMO ESO!

La Biblia así lo revela, cuando afirma lo siguiente en Malaquías 3.10-11:

“Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto —dice el Señor de los ejércitos— si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde. Por vosotros reprenderé al devorador, para que no os destruya los frutos del suelo; ni vuestra vid en el campo será estéril —dice el Señor de los ejércitos.”

Por desgracia, esta cuestión genera dificultad de entendimiento y alguna resistencia en muchos “cristianos”, creyendo que éste es un concepto que hace parte sólo del Antiguo Testamento, cuando el propio Señor Jesús afirmó:

“Ellos le dijeron*: Del César. Entonces El les dijo*: Pues dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.”

Mateo 22:21

¡Te veo en la Universal o en la Nubes!
Dios es contigo y, nosotros también.
Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top