Exit

LA PALABRA DE DIOS NO PUEDE SER QUEBRADA, PUES ELLA ES INFALIBLE Y NO CAMBIA. ENTONCES, ¿POR QUÉ ESTA PALABRA NO SE CUMPLE EN LA VIDA DE AQUELLOS QUE PRACTICAN DETERMINADA RELIGIÓN?

Sólo existe una única respuesta: porque la Palabra de Dios no se manifiesta en la vida de aquellos que son DESOBEDIENTES. Es la desobediencia lo que impide que las Promesas de Dios se cumplan en su vida. Por eso, para de dar excusas o de buscar culpables para la falta de respuesta en tu vida, pues no existe otra que no sea esta.

Por ejemplo, cuando Moisés quebró las tablas de la Ley, él estaba mostrando que la Palabra de Dios no se podría cumplir en la vida de aquel pueblo, pues habían desobedecido al construir un becerro de oro y adorarlo delante del Monte Sinaí. Aquella actitud idólatra hizo con que Moisés manifestase el dolor de Dios al ver la incredulidad y la desobediencia de aquel pueblo.

Por eso, el precio para que la Palabra de Dios se manifieste en su vida se llama: OBEDIENCIA.

Queridos lectores, Dios no quiere dinero, intelectualidad, teología, buenas acciones o perfección… hasta porque el propio Señor Jesús afirmó que nadie es perfecto.

Entonces, ¿cómo se puede revertir este proceso (desobediencia)? La única forma de quebrar la desobediencia es reconociendo el pecado y abandonando el error. Pero si eliges no renunciar al pecado, entonces la Palabra de Dios no se podrá cumplir. Y esto no es culpa de Dios, ni del pastor o de cualquier otra persona, sino apenas tuya.

Y recuerda:

Cuando tú reconoces, confiesas y abandondas el pecado, entonces, ahí sí, estarás preparado para ser Bautizado y verdaderamente podrás comenzar una vida nueva.

¡Te veo en la Universal o en las Nubes!
¡Dios es contigo y nosotros también!

Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top