Exit

IDENTIFIQUE LAS 14 CARACTERÍSTICAS A TRAVÉS DE LAS CUALES LOS HIPÓCRITAS INTENTAN HACER CREER QUE SON ENGAÑOSAMENTE SINCEROS…

1. Los hipócritas dan limosnas; los sinceros dan Ofrendas.

2. Los hipócritas oran religiosamente; los sinceros oran fervorosamente.

3. Los hipócritas ayunan para aparentar; los sinceros ayunan para santificarse.

4. Los hipócritas hablan de Dios apenas de boca; los sinceros viven lo que hablan de Dios.

5. Los hipócritas son maliciosos; los sinceros son simples.

6. Los hipócritas cierran la puerta para las personas que quieren entrar (sacrificar) no entren; los sinceros abren la puerta por medio de su ejemplo de sacrificio voluntario.

7. Los hipócritas viven en el pecado, lo encubren y condenan a los que lo revelan y lo abandonan; los sinceros reconocen sus pecados, los confiesan a Dios y lo abandonan,
dejando así un ejemplo del proceso de quien también desea abandonar el error.

8. Los hipócritas no miden esfuerzos para cruzar los mares y tierras para hacer hijos de su hipocresía, religiosidad, dos veces peores que ellos mismos; los sinceros no miden esfuerzos para agradar a Dios, buscando a los sufridos y perdidos.9. Los hipócritas dan diezmo religiosamente, pero no son diezmistas; los sinceros son Diezmistas, por eso dan el Diezmo porque tienen a Dios en primer lugar en sus vidas.

10. Los hipócritas limpian el exterior, se preocupan por la apariencia; los sinceros se preocupan por guardar su corazón de la injusticia, orgullo, dudas, malicia e hipocresía.

11. Los hipócritas intentan demostrar una imagen de lo bueno, de seguridad de lo que hicieron; los sinceros demuestran la imagen de lo que son y de lo que hacen.

12. Los hipócritas hacen las cosas para ser reconocidos por los hombres; los sinceros hacen cosas para ser reconocidos por Dios.

13. Los hipócritas vanaglorian a los que un día fueron de la fe, pero critican a los que hoy son de la fe sacrificial; los sinceros vanaglorian a Dios y se reflejan en los que se mantienen en la fe consciente hasta hoy.

14. Los hipócritas quieren probarles a los otros, ¡mientras que los sinceros quieren ser aprobados por Dios!

Si el lector se identificó con una de estas 14 características de los hipócritas es porque aún queda un poco de sinceridad en él. Aprovecha la oportunidad, confiésale a Dios tu pecado de hipocresía… pídele perdón y sé libre de la condena de los hipócritas.

Estamos aquí para abrirte los ojos espirituales y no para condenar a nadie.

Bautízate en las aguas lo más pronto posible, participa de la Reunión de los Vencedores los miércoles y domingos por la mañana. ¡¡¡Te veo en la Universal o en las Nubes!!!

Varias advertencias del Señor Jesús:

““Pero, ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres, pues ni vosotros entráis, ni dejáis entrar a los que están entrando. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque devoráis las casas de las viudas, aún cuando por pretexto hacéis largas oraciones; por eso recibiréis mayor condenación.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque recorréis el mar y la tierra para hacer un prosélito, y cuando llega a serlo, lo hacéis hijo del infierno dos veces más que vosotros.

¡Ay de vosotros, guías ciegos!, que decís: “No es nada el que alguno jure por el templo; pero el que jura por el oro del templo, contrae obligación.” ¡Insensatos y ciegos!, porque ¿qué es más importante[e]: el oro, o el templo que santificó el oro? También decís: “No es nada el que alguno jure por el altar; pero el que jura por la ofrenda que está sobre él, contrae obligación.” ¡Ciegos!, porque ¿qué es más importante: la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? Por eso, el que jura por el altar, jura por él y por todo lo que está sobre él; y el que jura por el templo, jura por él y por el que en él habita; y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por el que está sentado en él.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas. ¡Guías ciegos, quecoláis el mosquito y os tragáis el camello!

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque limpiáis el exterior del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de robo y de desenfreno. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de adentro del vaso y del plato, para que lo de afuera también quede limpio.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos, y decís: “Si nosotros hubiéramos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en derramar la sangre de los profetas.” Así que dais testimonio en contra de vosotros mismos, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. Llenad, pues, la medida de la culpa de vuestros padres. ¡Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparéis del juicio del infierno? Por tanto, mirad, yo os envío profetas, sabios y escribas: de ellos, a unos los mataréis y crucificaréis, y a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad, para que recaiga sobre vosotros la culpa de toda la sangre justa derramada sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la sangre de Zacarías, hijo de Berequías, a quien asesinasteis entre el templo y el altar. En verdad os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.””

Mateo 23:13-36

¡Dios es contigo, y yo también!

OJF

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top