Exit

“Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis. Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal. Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su maria que estaba con ella, y él comió. “

Génesis 3:4-6

Eva y Adán sólo conocían el bien, y hasta este momento, desconocían por completo lo que era el mal. Quien sabe si Eva era más susceptible a la voz de la serpiente y por eso que ella le dio oídos. Y es justamente esto lo que ocurre con alguien cuando pierde la Visión Espiritual, acepta las propuestas más absurdas y sin ninguna cabida.

Medita en lo siguiente:

  • ¿Quién es la persona que teniendo salud, desea estar enferma?
  • ¿Quién es la persona que teniendo prosperidad, tiene el deseo de ser miserable?
  • ¿Quién es la persona que, teniendo una familia unida, tiene el deseo de tener una familia desunida?
  • ¿Quién es la persona que teniendo paz, alegría, seguridad, tiene el deseo de ser angustiada, triste e insegura?
  • ¿Quién es la persona que teniendo la Voluntad de Dios cumpliéndose en su vida, que tiene el deseo de tener la voluntad del mal cumpliéndose en su vida?

¡¡¡SÓLO UN LOCO!!!

Eva y Adán tenían y conocían sólo lo que era bueno y perfecto, sin embargo, por esbozar un deseo contrario a la Voluntad Divina, Eva fue segada por el mismo, al punto de aceptar la propuesta absurda de ir contra todos los principios de la obediencia a la Palabra de Dios, y de su propio bienestar espiritual, conyugal, físico y Eterno, sólo para poder conocer al mal. ¡Mucha locura!

Hoy, más del 99.9% de la humanidad sólo conocer y tiene lo que es malo… pero darían todo, absolutamente todo, para conocer el bien. Por eso, los humildes de espíritu y sinceros, cuando tienen está Oportunidad en Jesús, se lanzan de espíritu, alma y cuerpo, obedeciendo la voz de Dios, y así, consecuentemente, dejan atrás la mala conciencia, corazón, vida, y asumen la Buena Vida, la vida con abundancia, calidad y Eterna.

Hablando de las Primicias: Eva, al tocar en las mismas, perdió el derecho de ver, conocer y disfrutar del bien, empezando a ver, conocer y sufrir solamente lo malo (miedo, malicia, duda, expulsión del paraíso, el homicidio en la propia familia, el dolor, la maldición… y lo peor de todo, perdió la Amistad de Dios, la Eternidad, la Alegría de la Salvación).

Trayendo para nuestros días, los Cristianos Verdaderos, Miembros, Evangelistas, Obreros, Esposas de Pastores, Pastores, Obispos y Esposas, tienen el alto privilegio de servir a Dios en el Altar, libres de cualquier preocupación, para vivir en santidad y dedicación plenas a la Evangelización, Liberación y Salvación de las personas que Dios nos envía diariamente…

Pero, por desgracia, al perder la Visión Espiritual (Fe, Justicia y Misericordia = Sacrificio), los mismos empezaron a ver con malos ojos y, en consecuencia, al conocer lo malo, que fatalmente los llevará a la expulsión del Altar.

En esto empiezan a querer causar división con palabras y actitudes anti fe conciencia, pues ya no conjugan con el Espíritu del Señor Jesús, ni con aquellos que están en el Altar, pasando a ser aliados de los espíritus malignos, tratando de impedir que las personas sinceras lleguen al Altar del sacrificio.

Locos, ¡¡¡totalmente LOCOS!!!

Estos viven 24h con el dolor de una conciencia pesada, manchada, acusada y condenada, y lo peor de todo, perdieron la Alegría de la Vida Eterna.

Si la serpiente te está hablando… haz lo que el Señor Jesús nos Ordenó:
“Pisa en la cabeza de ellas con el calcañar”.

“Mirad, os he dado autoridad para hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo el poder del enemigo, y nada os hará daño.”

Lucas 10:19

¡Dios está contigo, y nosotros también!

Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top