Exit

PERO MOISÉS DIJO A DIOS: ¿QUIÉN SOY YO PARA IR A FARAÓN, Y SACAR A LOS HIJOS DE ISRAEL DE EGIPTO? (ÉX. 3.11)

El dilema de Moisés es compartido todavía por millones… “¿quién soy yo para que Dios atienda a mi petición?… ya cometí tantos errores, hice mucho mal a tantas personas, pequé, fui desobediente, infiel…” y los lamentos siguen…

Pero, en vez de quedar preguntando “¿quién soy yo?”, debes decir “Soy yo a quién el Señor usará…”; “¿Quien eres, problema, ante mi Dios?”. En vez de quedar dando excusas para no ir al Sacrificio, contra tus voluntades, a ejemplo de lo que Dios Ordena a Moisés, que vayas para el Sacrificio.

De hecho, ¡nosotros no somos nadie! Somos pecadores, con fallos, pero, igual que a Moisés, Dios nos ofrece una oportunidad única, la de subir al Altar del Sacrificio.

Fue al subir al Monte, que Moisés, sin saberlo, estaba reconociendo que necesitaba hacer algo para cambiar la situación de su vida.

Y es subiendo al Altar – Monte, que tú, sabiendo con toda la certeza, estarás haciendo TODO para cambiar tu vida.

¡Te veo en la Universal o en las Nubes!
¡Dios está contigo y, nosotros también!

Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top