Exit

SURGEN CUANDO PENSAMOS QUE NO HAY OTRA SALIDA… SINO ELLAS.

Todos sabemos que cuando las decimos, no corresponden a la verdad, pero son el camino más “fácil” para justificar lo injustificable.

El problema es que quien vive con excusas y dando recurrentes excusas para justifica sus errores, para justificar sus decisiones erradas, para justificar su falta de decisión… vive perdiendo oportunidades. Las excusas son las que más hacen al ser humano perder oportunidades.

Otro agravante de las excusas es que quien muchas excusas da, se acaba sintiendo culpable. Por eso, deja de dar excusas para no buscar a Dios de forma Bíblica – inteligente y para no hacer aquello que está bien, pues, sólo cuando te decidas a dejar de dar excusas, es que, verdaderamente, aprovecharás las oportunidades que van surgiendo en la vida.

“Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero le dijo: “He comprado un terreno y necesito ir a verlo; te ruego que me excuses.””

(Lucas 14:18)

¡Te veo en la Universal o en las Nubes!
¡Dios está contigo y, nosotros también!

Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top