Exit

“Y HE DICHO: OS SACARÉ DE LA AFLICCIÓN DE EGIPTO A LA TIERRA DEL CANANEO, DEL HITITA, DEL AMORREO, DEL FEREZEO, DEL HEVEO Y DEL JEBUSEO, A UNA TIERRA QUE MANA LECHE Y MIEL.” (Éx 3:17)

Observó que Dios Quería que Su Pueblo subiera. Porque Él sabe mejor que nadie, que en esta vida, quien está por debajo, sólo conoce el lado negativo de la misma. Por eso Prometió:

“Y te pondrá el Señor a la cabeza y no a la cola, sólo estarás encima y nunca estarás debajo, si escuchas los mandamientos del Señor tu Dios que te ordeno hoy, para que los guardes cuidadosamente.”

Deutoronomio 28:13

¿Ya te fijaste que el nombre de todos los pueblos referidos por Dios terminan en “eo”?
¿Y no será, justamente, éste el origen de tu problema? ¿Tu “yo”? ¿Será que tu “yo” te ha engañado? Este “yo” egoísta, prepotente, malicioso, orgullos, ansioso, acomodado, miedoso, que dice que está todo bien… mientras el tiempo va pasando y la situación agravándose?

Quizás estás en la mano de tu “yo”, o pero, en la mano de los “yoes” de los demás… y es tan cierto que el Señor Jesús dijo para lo que querían seguirle “niéguese a sí mismo”, o sea, a tu “yo” (sentimientos, manías, voluntades, fantasías…), “…tome su cruz y sígame”, pues, sino, la persona no estará sacrificando y no queda en dependencia de Dios y quedará, por tanto, humillada y avergonzada.

La cuestión que hay es la siguiente, apreciado lector: “¿Estás en la mano de quién?”

¡Te veo en la Universal o en las Nubes!
¡Dios está contigo y, nosotros también!

Ojf

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Go top