Blog Mensajes

El pastor que «fracasó»

24 de abril 2020

El pastor que «fracasó»

Un Pastor de un pequeño pueblo, llegó a la iglesia com ánimo y motivado para celebrar otro servicio nocturno, la hora pasó y la gente no llegó.

                                                 
Después de 15 minutos de retraso, entraron tres niños, después de 20 minutos entraron dos jóvenes, luego el Pastor decidió comenzar el servicio con las cinco personas.
                                                
Durante el servicio, una pareja entró y se sentó en los últimos asientos de la iglesia.

Cuando el pastor estaba leyendo la Biblia para la predicación de la noche, otro hombre sucio entró con una soga en la mano.
                                                     
Aunque estaba decepcionado sin comprender por qué la gente fracasó, dirigió el servicio con entusiasmo y predicó con dedicación y celo.

Cuando regresó a la casa, fue asaltado y golpeado por dos ladrones, quienes se llevaron su maletín con su Biblia y otros objetos de valor.

Mientras su esposa vendaba las heridas en casa, describió ese día como:

– El día más triste de su vida.
– El día más fracasado de su ministerio.
– El día mas infructuoso de su carrera en la fe.

Después de que han pasado cinco años, el Pastor decide compartir esta historia para la iglesia, cuando terminó de contar la historia, uma pareja de grandes referencias en esa Iglesia interrumpe al pastor y dice: «Pastor esa pareja en la historia que se sentó en el fondo fuimos nosotros.

Estábamos al borde del divorcio debido a varios problemas y desacuerdos que estaban en nuestro hogar, esa noche decidimos terminar nuestro matrimónio, pero primero decidimos ingresar a una iglesia y dejar nuestros anillos allí y luego cada uno seguía su camino, pero renunciamos al divorcio después de escuchar al pastor predicando esa noche, hoy estamos aquí con el hogar y la familia restaurados.

Mientras la pareja hablaba, uno de los empresarios exitosos que ayudaron a apoyar a esa iglesia pidió oportunidad para hablar y dijo: «Pastor, soy ese hombre que entró sucio con una soga en la mano.
Estaba al borde de la bancarrota, perdido en las drogas, mi esposa y mis hijos se habían ido de casa debido a mis agresiones. Esa noche intenté suicidarme, solo se rompió la soga, cuando iba a comprar otra soga, vi la iglesia abierta, decidí ir sucio con la soga en la mano.
Esa noche el mensaje atravesó mi corazón, cambió mi opinión y me fui de aquí para vivir.
Hoy estoy libre de drogas, mi familia regresó a casa y me convertí en el mayor empresario de la aldea.

Allí, en la puerta de entrada, el voluntário que recibia a la gente gritó: «Pastor, fui uno de esos ladrones que lo asaltaron, el otro murió esa misma noche cuando realizamos el segundo asalto de la noche.
En la carpeta del Pastor había una Biblia, comencé a leer cuando me desperté por la mañana, luego decidí ingresar a esta Iglesia.

El pastor se sorprendió y comenzó a llorar junto con la Iglesia, después de toda esa noche que consideró una noche de fracaso, fue una noche muy productiva.

MORALEJA DE LA HISTORIA

1- Realiza tu llamado con dedicación y celo, independientemente de la cantidad de participantes.

2- Da lo mejor de ti todos los días, porque cada día eres un instrumento para la vida de alguien.

3- En los peores días de tu vida, aún puedes ser una bendición en la vida de alguien.
    
4- El día que consideras el día más infructuoso de tu vida en la tierra, en realidad es el día más productivo en el mundo espiritual.

5- Dios usa las malas circunstancias de la vida para producir grandes victorias.

6- Nunca digas: hoy Dios no hizo nada, solo porque tus ojos no vieron

– Autor desconocido

Pensamiento OJF:
«Dios comenzará Su parte, cuando termines la tuya»


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.